Cómo elegir un buen aceite de oliva. Nueve consejos esenciales

Consejos para elegir un buen aceite de oliva

Saber cómo elegir un buen aceite de oliva de un estante de botellas a  diferentes precios, puede ser un desafío. Aquí hay algunas cosas fáciles de recordar que podemos hacer para elegir nuestro aceite, si estamos buscando uno de calidad.

                     ¿Como elegir un buen aceite de oliva?

1. Comprar  aceite etiquetado como Virgen Extra.

Aunque no es una garantía de que sea el mejor,  al menos no estará entre los peores. Las botellas etiquetadas simplemente como “Aceite de oliva”  son aceites refinados y, aunque no es malo de ninguna manera, ha perdido en el proceso gran parte de los componentes saludables que tiene el oliva Virgen o Virgen Extra .

2. Lee la etiqueta.

…

Podrás averiguar la fecha de envasado y de “consumo preferente antes de”. La fecha o mes  de la cosecha no es obligatorio, pero en los aceites de oliva gourmets suele indicarse. La fecha de caducidad puede ser un poco engañosa ya que usualmente es de 18-24 meses desde el embotellado, en lugar de desde la cosecha. Y la calidad depende más de la fecha de elaboración que de embotellado. Ten en cuenta que en España el aceite de oliva se produce generalmente entre Noviembre y Enero. Y se recomienda su consumo antes de 24 meses de esta fecha para que no pierda sus propiedades.

También podrás elegir un aceite de oliva por el origen geográfico, o por la variedad de la aceituna, que es muy importante para las características organolépticas del aceite. Si no pone la variedad o variedades, mala señal, pues es que ni ellos lo saben. Suele pasar en las grandes envasadoras con aceites de múltiples orígenes y variedades.

3. Evita en lo posible las  botellas de vidrio o PET transparente

Sobre todo pasados 6 meses desde la fecha de envasado y si está expuesta a iluminación directa. La luz es el gran enemigo del aceite de oliva y es probable que el aceite en su interior haya perdido la mayor parte de su sabor y aroma, si ha estado expuesto en la estantería. Busque aceite de oliva virgen extra en botellas de vidrio oscuro o latas opacas. Al comprar aceite por internet o directamente en almacén, este problema no es tan grave pues no está expuesto.

4. Huye de las marcas blancas y marcas de las grandes envasadoras.

Generalmente estos aceites no son indicativos de una gran calidad.  Simplemente porque al manejar grandes cantidades de aceite, de distintos orígenes y variedades no pueden controlar la excelencia en la producción. Y se sustituye por procesos “fisicos” en la envasadora en la que se mezclan, desodorizan y filtran aceites de diversas procedencias. Al final se obtiene un producto correcto, dentro de los parámetros de calidad oficiales de la categoría “virgen extra”. Pero no le pidas más.

Encontrar un buen aceitede oliva es fácil entre las marcas de productores directos

Si buscas un buen aceite de oliva, lo encontrarás entre las marcas de productores directos en almazara, ya sean Cooperativas o particulares. Ellos tienen más fácil el control de variedad y origen. Y envasan sus mejores aceites, vendiendo el resto a las envasadoras industriales

5. El término “primer prensado en frío”, aunque utilizado, no es reflejo de la realidad.

Se puede añadir calor al proceso de molturación, pero en detrimento de los aromas.

Hoy en día, el aceite virgen se obtiene  en los modernos sistemas continuos mediante amasado en la mezcladora y posterior centrifugación y no por prensado (antiguamente generalizado). Este proceso debe hacerse a temperatura ambiente y nunca superior a 30° C). Los aceites de primor, deben extraerse sin calor adicional, a una temperatura de 20-25ºC.

De esta manera se conservarán mejor los componentes más volátiles que son los más saludables y los que aportan los aromas.

6. El aceite de oliva virgen extra no mejora con la edad.

Cuanto más fresco es mejor,  y probar un aceite de oliva recién salido del molino es una experiencia fabulosa. El aceite fresco puede ser inesperadamente amargo y picante, lo que a veces anula el sabor afrutado. Estas propiedades son bien valoradas por los expertos porque indican su alta calidad, y por los nutricionistas porque son evidencia de los polifenoles saludables que contiene.

7. La luz es el enemigo y también el calor.

Un buen aceite NUNCA debe ser expuesto de forma prolongada a la luz, se oxida más fácilmente y pierde sus mejores propiedades. Por eso, las botellas transparentes largamente expuestas en los lineales de los hipermercados, adquieren un color anaranjado. Se ha oxidado la clorofila (responsable del color verde), mas inestable, y queda el color naranja de los carotenos. Aunque puede que no esté malo, indica que el proceso de oxidación está mas avanzado de lo deseable.

En casa, mantén las botellas en un ambiente fresco y oscuro, o incluso en la nevera mejor que en un lugar con calefacción.

 8. Compra en tiendas de confianza que saben cómo mantener la calidad.

Si buscas elegir un buen aceite de oliva, lo ideal es acudir a una oleoteca, donde el personal te va a asesorar y podrás catar alguno. En Madrid conozco dos muy completas: la del Patrimonio Comunal Olivarero en Mejía Lequerica 1, y la Casa del Aceite en el Mercado de Torrijos en Gral. Díaz Porlier 8 (Sólo aceites de Jaén).

También hay cada vez más tiendas gourmet o delicatessen con un buen surtido de aceites de oliva virgen extra. Y algunas grandes cadenas tienen un departamento de aceites seleccionados donde podrás elegir un buen aceite de oliva.

Para comprar aceite por internet hay numerosas tiendas online. Yo te recomiendo la nuestra, claro, o mira en www.compraraceitedeoliva.com.  ¡Verás que sorpresa!

 9. Usa tu aceite virgen en crudo y también para cocinar.

Y no tengas miedo de cocinar con virgen extra. Es perfectamente estable a la temperatura óptima para freír. Y debido a que no mejora con la edad, usa el aceite del año anterior para cocinar y el aceite fresco de este año para tomar en crudo.

Y úsalo generosamente: Para tus tostadas del desayuno, aperitivos, ensaladas, verduras, pescados… con un buen chorro de virgen extra sobre todos. Y también para tus postres: naranja, helados o quesos… recuerda que estás tomando SALUD embotellada

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *